• UN BLOG QUE ANALIZA Y DEBATE REFLEXIONES SOBRE EL FUTURO DE LA HUMANIDAD

Dos grandes áreas de Rewilding complementarias unidas por una ruta migratoria paleolítica

Refugio de Viboli, Ponga, Asturias

Anciles y Saguas

Rewilding Viboli, Ponga – Picos de Europa

La asociación Muruna plantea crear un núcleo de refugio de la fauna europea primigenia en el municipio asturiano de Ponga, en los pastos de Viboli en el puerto de Arcenorio, con posibilidad de ampliación a zonas adyacentes.

Cerca de Viboli hay otras actuaciones en curso, como la de Valdehuesa, Boñar, de la Fundación Eduardo Romero, con una reserva de bisonte europeo que en breve se ampliará a 1.500 Ha, así como el proyecto Anciles, Riaño y el de Caleao, Caso, en Asturias, que propone recuperar con vacas y caballos autóctonos, animales que vivan en el monte ocupando el nicho del uro (toro salvaje) y del tarpán (caballo salvaje), grandes herbívoros de los que solo quedaron sus descendientes domesticados.

Estas actuaciones convierten a la zona en uno de los puntos calientes del rewilding europeo, e interconecta espacios de la red natura 2000 como los parques naturales de: Ponga,  Redes, Fuentes Carrionas y el Parque Nacional de Picos de Europa con Parque Nacional de Doñana y el Parque Nacional de Monfragüe.    (Ver+

La Ruta de la Plata

de los Picos de Europa

Mapa Glaciaciones

De las montañas de Viboli, en los Picos de Europa de Ponga...

Gran parte de Europa estuvo hasta hace 12.000 años cubierta de hielo. La gran fauna, pintada en cuevas como el Buxu, Tito Bustillo y Altamira, habitaba la península Ibérica. En invierno la meseta y los puertos de montaña de Iberia se llenaban también de hielo. Los animales bajaban al sur de España, migrando como lo hacen aún hoy los ungulados africanos del Serengeti. Entrada la primavera se agostaba el sur y se retiraba la nieve en el norte, subiendo de nuevo los herbívoros al pasto de montaña. 

... a las marismas del Parque Nacional de Doñana

Los cazadores sociales paleolíticos, hombres y lobos, seguían a las manadas de herbívoros en sus movimientos estacionales. Los caminos de estas migraciones fueron los primeros que existieron en la Península Ibérica. Uno de los más importantes discurría por la Ruta de la Plata. Jesús Garzón comenzó a mover rebaños. Lo explica en esta entrevista. Nosotros queremos dar un paso más y con su ayuda, y la de otros voluntarios que se apunten, facilitar de nuevo la gran migración a una manada de caballos salvajes de Doñana para migren al Norte, tras cuatro semanas de galopada por la cañada Leonea Occidental. (Ver+)

 

a la marisma de Europa

Refugio de Aznalcázar

AznalcazarNCC  

Rewilding Doñana 

Muruna está negociando la ubicación de un poblado de teletrabajadores en el Parque Nacional de Doñana, donde cuidarían de tres manadas de 24 caballos de las Retuertas, que sería trasladados en abril por los 800 km de vías pecuarias que unen Doñana con la comarca de Riaño, permaneciendo en la zona hasta que las lluvias de otoño regeneren los pastos de Doñana, donde volverían para pasar el invierno. Acompañar cabalgando la migración de estos  herbívoros en libertad es una de las ofertas turísticas a realizar.    

RetuertasDonana

·

La Asociación Muruna ha propuesto al Ayuntamiento de Aznalcázar desarrollar en ese municipio sevillano de Doñana un plan de rewilding, solicitando la concesión de 1.000 Ha de pastos en las marismas de la zona del Matochar y aledaños para introducir en ellas caballos de las retuertas, de las manadas salvajes que sobrevivieron en la reserva de la Estación Biológica de Doñana. También se solicita el uso de la Casa Forestal y de la finca que la rodea, para ubicar en ese espacio cercano al pueblo deAznalcázar, un campamento internacional de teletrabajadores que participen en la gestión y ejecución del plan. 

Los Montes propios de Aznalcázar y Puebla del Río tienen un alto grado de biodiversidad gracias a la conexión con el Corredor Verde del Guadiamar y a su proximidad a las marismas del Guadalquivir. A la variedad de aves que residen o pasan una parte del año en dichos montes, hay que sumar poblaciones de mamíferos que se están recuperando en los últimos años, como el lince ibérico –especie insignia de Doñana– que tiene en Aznalcázar una de las poblaciones más importantes de la península Ibérica.

Las dehesas de este municipio, formadas principalmente por encinas y algunos pies de alcornoques, son joyas dentro de los pinares. En la superficie que las conforma y sus alrededores, se encuentran todas las rapaces diurnas y nocturnas asentadas en esta parte de Doñana y de la provincia de Sevilla. Además, sirven de refugio y zona de alimentación a otras especies en su estancia migratoria, como el cuco, el críalo, la oropéndola, el zorzal, etc. Buscan allí también alimento mamíferos como el tejón, el zorro, la gineta y el lince. Esta riqueza de especies se debe principalmente a la población de conejo allí asentada que, al parecer, es resistente a una de las cepas víricas que esquilma las poblaciones de conejos de Andalucía Occidental. Por tanto, se debe controlar de manera especial esa población de conejos. Para afianzar sus poblaciones en la finca se propone recuperar la laguna y construir algunos refugios, de manera que tengan protección y alimento en las épocas más críticas del año.

Los montes de Aznalcázar son zona de expansión y de recreo de los ciudadanos de Sevilla y de los pueblos de los alrededores. En un censo realizado en el año 2000 se contabilizaron unas 150.000 visitas anuales, cifra que a día de hoy se ha superado con creces. Este hecho tiene un impacto directo sobre la flora y fauna de este territorio, lo que obliga a estudiar la capacidad de carga de cada área y establecer planes y mecanismos de vigilancia para acotar las zonas sensibles y preservar esta riqueza faunística excepcional. (Ver+)

 

LA ESPAÑA PRIMIGENIA CONSTRUYE LA EUROPA DE LA SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN

Teletrabajadores gestores del rewilding

Dejar a los herbívoros estructurar sus manadas de forma natural para que recuperen su capacidad de defensa ante los depredadores

Devolver la libertad a los antiguos uros, encebros y tarpanes