Cantábrico

Embalse de Riaño, con el Refugio de Anciles al fondo y el itinerario botánico y de interpretación del Paleolítico de Saguas en primer plano

Hasta hace 10.000 años los puertos de montaña de la cordillera cantábrica y de Pirineos, así como del resto de las sierras ibéricas, acogían en verano a los cientos de miles de herbívoros salvajes (uros, encebros, bisontes) que en invierno se desplazaban a la costa o al sur de España y Portugal. Con la domesticación de los herbívoros y del hombre, que se inició hace 9.000 años con el Neolítico, estos movimientos estacionales se acabaron y fueron sustituidos en parte por los de los pastores con su ganado. El norte de la provincia de León era uno de los destinos más importantes del flujo migratorio de la carne.

2-poblaciones-cord-esp-web1La zona de rewilding que Muruna propone ubicar en el municipio leonés de Riaño (situada en el extremo izquierdo de la mancha naranja del mapa de al lado, que marca la distribución de la subpoblación oriental del oso cantábrico), está necesitada de actuaciones que eleven la crítica población de apenas 30 osos, a la que ha llevado el furtivismo en la zona.

Este territorio, hoy de paso de jóvenes errantes entre los dos núcleos oseros, es un área estratégica de actuación para que la especie emblemática de la fauna europea vuelva a criar en el vacío que ha quedado entre ambos núcleos oseros.

En similar situación de precariedad están el urogallo, el lobo, el alimoche y la cabra montés. Los proyectos de rewilding en el triángulo Riaño (León) – Caleao (Asturias) – Valdehuesa (León), permiten recuperar grandes herbívoros salvajes y especies aladas como el Quebrantahuesos y potenciar las poblaciones de los animales mencionados ya existentes en el territorio .

Ubicación de las áreas propuestas por Muruna para albergar en Riaño el “Refugio del Paleolítico”

CesionesRiano

 

El gran corredor cantábrico – alpino

CorredorCantabricoAlpes

Estos espacios son parte esencial de macro corredor cantábrico – alpino, definido por Jordi Sargatal y su equipo, que permitiría que Europa recupere parte de su esplendor natural, el que tenía hace 10.000 años, cuando en ese mismorefugio franco–cantábrico se concentraron la fauna y los hombres durante los milenios que duraron las glaciaciones.

Arte rupestre paleolítico

ArteRupestre

cropped-titobustillo_ribadesella_t3.jpg_1306973099.jpg

Tarpán ibérico, caballo salvaje pintado en el Paleolítico en la cueva de Tito Bustillo (Ribadesella, Asturias)

En el mapa de al lado puede verse la localización de las principales grutas con arte rupestre paleolítico de periodos de entre 12.000 y 38.000 años de antigüedad, fecha esta última en la que la especie Homo sapiens arribó a Europa. La más famosa de ellas, Altamira, fue la primera que se descubrió, cambiando por completo la idea que teníamos de la especie humana.