Bisonte

BisonteEl Bisonte (Bison bonasus) es uno de los animales más emblemático de la fauna europea. Así nos lo dicen las pinturas paleolíticas que lo reprodujeron una y otra vez a los largo de 25.000 años en las cuevas del Norte de España y el Sur de Francia.

Su declive está ligado a la desaparición del bosque y el auge de la agricultura. El aumento poblacional que se inició hace 10.000 años con el cambio de mentalidad de cazadores recolectores paleolíticos, respetuosos y en equilibrio con la naturaleza, a pastores y agriculroes neolíticos, domesticadores y rapiñadores de lo libre, le hizo desaparecer en el siglo XIV de Francia; en el XVII de las zonas de Centroeuropa y en el XX de Polonia y el Cáucaso. Desde hace un siglo su población se recuperan a partir ejemplares que sobrevivieron en zoos. La especie, incluida en la lista roja de especies amenazadas de la IUCN, ha mejorado su situación y tras llegar a 2.000 ejemplres en libertad –lo que para un herbívoro que scontaba por millones es nada– ha pasado de amenazada a vulnerable.

La situación que mantiene a esta especie en la lista de especies protegidas, clasificadas como prioritarias en las recomendaciones para la conservación y el plan mundial de conservación son:
– Escaso número de individuos de las dos líneas genéticas que quedaron.
– Escaso número de grupos en los distintos regímenes, cerramiento, semilibertad y libertad controlada.
– Falta de espacio y de lugares donde poder habitar.
– Fragmentación poblacional y aislamiento de núcleos en régimen de libertad, con pérdida de la diversidad genética.
– Pool genético limitado y una elevadísima imbridación dado el origen desde los fundadores, que pone en riesgo poblaciones enteras en caso de desarrollar falta de inmunidad a las enfermedades comunes o hipersensibilidades a las enfermedades del ganado común (tuberculosis, brucelosis, lengua azul…).

Los objetivos principales del plan estratégico de conservación de la especie son:

1) Conservación mediante la cría y gestión de la especie.

2) Aumento poblacional.

3) Aumento de la distribución geográfica con un mayor número de diferentes localizaciones donde pueda existir este animal en cualquiera de las formas (cautividad, semilibertad o libertad).

La idea principal de la introducción de esta especie gira en torno a la complementación de la actividad rural dotándola del desarrollo y cría de una especie salvaje en peligro de extinción, rústica, pero a la vez controlable, emblemática, altamente conservadora del medio,  poseedora de un fuerte valor añadido por aglutinar tres facetas productivas (turismo, caza y aprovechamiento de carne) y que al estar en peligro de extinción su plan de conservación demanda acciones para acudir en su rescate.

Guardar

Guardar